She´s got the look

(English version here, I originally wrote this article for Highsnobiety, so you can find it clicking ici)

La evolución de las supermodelos

El término supermodelo resuena en nuestra cultura pop. Para la mayoría, aplica a aquellas modelos que han trascendido las prendas que usan y alcanzado reconocimiento internacional suficiente para ser llamadas celebrities, pero en realidad, hace falta más que eso. Hace algunos meses escribí para Highsnobiety este artículo, y me gustaría compartirlo con ustedes, y si tienen ganas que lo discutamos (si, ya se que hoy es más importante discutir política o lo de los Pumas, pero un poco de frivolidad hace bien) obviamente no publiqué esta versión en Highsnobiety, esta tiene unos toques personales y mucha menos seriedad.

Pasé como dos días investigando para esta nota, y me preocupó bastante ya conocer la mayoría de las cosas. ¿Por qué no puedo saber de historia universal, matemática, física o química? Claramente mis viejos tendrían que haber vigilado más mi material de lectura cuando era chiquita. ¿Hay alguien más por ahí, que como Gala y yo, no le gustaban los superheroes, las barbies ni nada de eso, si no que admiraba a las supermodelos por que las muy diosas parecían seres mitológicos.?

Clarita, compañera de primaria, si podes leer esto: todavía te odio por no querer jugar a las supermodelos. Por suerte tengo 3 hermanas más que me seguían estas cosas, y por ejemplo jugábamos al Caso Coppola (yo era Samantha Farjat), a Mauro Viale, o a las modelos. Gracias chicas. Bueno, basta de divague, acá la cronología en cuestión:

1940s: La primer supermodelo

Lisa Fonssagrives x Irving Penn

La sueca Lisa Fonssagrives consiguió su título apareciendo en las más importantes revistas de moda e interés general. En esa década, la mayoría de las modelos ganaban de 10 a 25 USD por hora, pero Lisa ganaba $40. Cuando su carrera comenzaba a declinar, se casó con el fotógrafo Irving Penn, convirtiéndose en una de las primeras power couples de la moda.

1950s: Hermanas modelos (que no son las Xipolitakis)

Dorian y Suzy para ELLE

Los próximos 15 años fueron dominados por dos hermanas: Dorian Leigh y su hermanita Suzy Parker. Dorian tenía pelo oscuro, figura de reloj de arena, y un aura misteriosa, femenina y seductora. Era la musa de los más reconocidos fotógrafos de su tiempo, y Richard Avedon la fotografió para la campaña de Revlon, Fire and Ice. La pelirroja Suzy se convertiría en la cara emblema de Chanel con su expresión rebelde, y además fue la modelo mejor paga de su tiempo.

1960s: London faces

Twiggy-1967

En la década del 60, Londres estaba en auge y es allí donde las supermodelos de la década fueron descubiertas. Obviamente sabrán quien es Twiggy (“QUE FLAQUIIIIITA” diría La Su Gimenez.) Twiggy fue la pionera entre las modelos andróginas. Con sus rasgos de muñeca y cuerpo minúsculo, popularizó el look etéreo y fue una sensación marketinera, con merchandising y Twiggy Barbie incluidos.

Jean Shrimpton por Richard Avedon, una de nuestras fotos favoritas

Por otra parte, la modelo Jean Shrimpton fue proclamada “la cara de los Swinging Sixties London”, representando la libertad y el rock n’ roll. Su novio de ese entonces David Bailey la retrató para la Vogue británica en un editorial que rompió moldes y transformó la moda en una industria joven y fresca. Contrario al mito popular, no fue Twiggy la primera en usar minifalda en un desfile de moda, sino Jean.

1970s: Million dollar babies

Margaux Hemingway, la nieta del gran Ernest – si, la tía abuela de Dree también, pero estábamos tratando de hacernos los cultos – se convirtió en una exitosa modelo y consiguió el primer contrato millonario de la historia con Fabergé para el perfume Babe en 1975. Otra rubia que conquistó la década fue Lauren Hutton, que también fue la primer modelo con diastema (dientes separados) en ponerse de moda. Estas supermodelos junto con la diosa somalí Iman, primer supermodelo negra y musa de Yves Saint Laurent, y la musa del rock Jerry Hall, negociaban contratos super lucrativos con empresas de cosméticos y conseguían status de celebridad. En esa época también apareció Janice Dickinson, que en ese momento tenía una cara totalmente diferente a la que se le puede ver ahora, que se destacó por su look exótico. Al final de los 70s la wild child Gia Carangi se adueñó de la industria. Tenía actitud, misterio, pésimo carácter y no le daba miedo posar desnuda como en la famosa foto que posó atrás del alambrado de Chris von Wangenheim.

Nota al pie: si no vieron la película Gia, con una super joven Angelina Jolie, haganlo. Esta muy buena.

1980s: The Big Six

En el comienzo de la década del 80, el mundo aun no había experimentado la conmoción que causarían estas chicas por los próximos 20 años. Naomi, Cindy, Linda, Stephanie, Claudia y Christy llegaron a la escena, dieron vuelta el mercado e influenciaron al consumidor como nunca. La diversidad de sus apariencias, su glamour y femineidad y esos cuerpos, creo que todos podemos estar de acuerdo que esta etapa fue incomparable. 

Linda Evangelista y'all

Linda Evangelista fue la impulsora de la gran era de las supermodelos. “El camaleon” como la industria la llamaba debido a su versatilidad y looks cambiantes, apareció en más de 600 editoriales de moda, recibió increíbles cheques por caminar pasarelas y un multimillonario contrato con Clairol. Ella fue quien dijo “No nos levantamos de la cama por menos de $10.000 por día” (y yo intente decir lo mismo para faltar al colegio y mi vieja me tiró con lo primero que encontró a mano.) Linda además tiene el record de tapas de Vogue italiana, todas sacadas por su amigo Steven Meisel.

Cindy

La super atlética y diosa universal Cindy Crawford hizo que las mujeres alrededor del mundo se dibujaran un lunar arriba de la boca, y posiblemente haya inspirado el piercing de arriba del labio, EL HORROR. También puso de moda los cut-off shorts de jean cuando se los puso para el comercial de Pepsi, y el vestido rojo Versace que se puso para los 63° Oscars ha tenido gran influencia en la moda, se reprodujo en casi todas las maneras posibles.

Naomi por Patrick Demarchelier

Naomi La Tranquila como le decimos en el barrio, fue introducida a la industria por su amiga Christy Turlington, quien le presentó a Steven Meisel. El fotógrafo entonces la retrató junto con Linda y Christy, y asi nació el trio de supermodelos original “the trinity”. Naomi fue la primer modelo negra en aparecer en la portada de TIME, Vogue francesa y rusa. Tiene sangre jamaiquina, china y africana y le debe sus primeras grandes oportunidades a sus mentores Yves Saint Laurent, Gianni Versace y Azzedine Alaïa.

(La Srta. Campbell fue también la primera en demostrar que los blackberries pueden ser armas contundentes si son lanzados con fuerza suficiente, una visionaria) 

Christy también por Patrick Demarchiellier

Posiblemente recuerden (o aun tengan, como es mi caso) el piercing del ombligo, tan famoso en los 90s. La disparadora de esta moda es Christy Turlington que lo popularizó, y también representó a Calvin Klein desde 1987 a 2007. Además, el MOMA la declaró “El rostro del siglo 20”.

La verdadera Claudia rubia, para vos, Claudia Villafañe

Claudia Schiffer voló hacia Paris para una prueba de fotos, y nunca dejó la industria de la moda. Al poco tiempo protagonizó la campaña de Guess: “La marca se hizo aun más famosa mundialmente debido a Claudia” dijo Paul Marciano el fundador. Además de ser la cara de las casas de moda más importantes, y de las grandes tiendas, Claudia ha firmado enormes contratos con grandes marcas como L’Oreal, Pepsi, Fanta, Citroen y más.

Stephanie Seymour

“La personificación de la belleza perfecta del final de siglo”: esa fue la definición de Stephanie Seymour por la revista Allure. La modelo ha hecho una gran carrera y ha sido fotografiada por Herb Ritts, Gilles Bensimon, Richard Avedon y Mario Testino entre otros.

1990s: las ligas mayores

Ultimate supermodel moment

Las seis pesos pesados (claramente no literal) que revolucionaron la industria de la moda fueron consiguiendo más fama hasta conseguir status de rock stars en los 90s. No solo eran las  más solicitadas de la moda, pero trascendieron, representando a la mujer como empresaria y poderosa protagonista.

Vanity Fair llama “the ultimate supermodel moment” a aquel cuando Gianni Versace abrió su show en Marzo de 1991 con Naomi, Linda, Christy y Cindy en mini vestidos, cantando Freedom de George Michael mientras el video original protagonizado por el cuarteto estaba siendo proyectado en el fondo.

Desde la redacción de NOSHAMEJANE habríamos ensayado este momento, sin demasiado exito.

Kate

Kate llegó para cerrar las puertas al exceso de los 80s. La belleza inglesa fue descubierta en el aeropuerto de Nueva York y su carrera despegó cuando Calvin Klein la seleccionó buscando representar algo que fuera más natural. A pesar de que su look heroin chic causo controversia, cambio los parámetros y al poco tiempo las grandes maisons y fotógrafos hacían fila para trabajar con la iconica Srta. Moss. Para el final de los 90s, la estética cambió a minimalista y las supermodelos no se adecuaban a representar el grunge de la época. Las modelos rusas, frágiles y jóvenes eran altamente solicitadas. Sólo Kate Moss se pudo adaptar y continuó dominando la industria.

2000s: la última Supermodelo

Gisele

En el comienzo del nuevo milenio, varias modelos emergieron como las posibles supermodelos: Gisele Bündchen, Heidi Klum, Tyra Banks, Alessandra Ambrosio y Adriana Lima. De ese grupo, Gisele es considerada la única supermodelo, y la responsable de terminar con el look “Heroin chic”. Alta, rubia, curvilínea, bronceada y con actitud, Gisele fue la cara de Dolce & Gabbana por 11 campañas seguidas, la chica de tapa más solicitada de su generación, destronando a Kate Moss, pero mejor clasificarla como magnate, ya que ha registrado 35 millones de dólares de ingresos anuales.

Cara Delevingne

Luego de que Gisele se retire varias modelos fueron llamadas supermodelos, por ejemplo la reina de las poses Coco Rocha, la holandesa Doutzen Kroes, Anja Rubik, Freha Beha, la rebelde Abbey Lee, y la lista podría seguir por días. Pero ninguna de ellas, por mas bellas y elegantes, reúnen las cualidades de las verdaderas supermodelos, nomás entran en la categoría “mujeres que en algun momento se comerán a Leonardo di Caprio”. En los últimos años, la socialité inglesa Cara Delevingne surgió con un brillante futuro y características de supermodelo: rasgos que rompen moldes, una actitud cool y sin preocupaciones y romances de alto perfil. También lanzó colecciones cápsula con Mulberry y DKNY, protagonizó la campaña de Burberry con Kate Moss y la de Chanel con Pharrell. El súper fotógrafo Mario Testino también declaró que ella era la nueva Kate. Pero a Cara le gusta más la actuación que la pasarela y cortó lazos con su agencia Storm Models para dedicarse a las cámaras, asi que parece que no va a ser la nueva heredera después de todo.

El futuro: las modelos de instagram? 

Gigi Hadid

A pesar de que hay muchas modelos causando sensación en redes sociales como Kendall Jenner, que al parecer sigue insistiendo con llamarse solo Kendall en un desesperado intento para ser relacionada con las big six (Kris, Kendall, si pueden leer esto: ITS NOT GONNA HAPPEN), Karlie Kloss o la Baldwin que vive haciendo duckface, son solo modelos del momento, más preocupadas acerca de sacarse la selfie perfecta con Justin Bieber que en expandir sus portfolios. La única de ese grupo que convence es Gigi Hadid, que trasciende con su belleza muy 80s/ 90s.

Tal vez las nuevas modelos con looks singulares como Binx Walton o Anna Ewers puedan romper esquemas, pero no creemos que habrá una nueva era de supermodelos.

No nos odien, nos escribimos todo, pero cada tanto hay que hacerse las interesantes. Si les gustó este artículo, prometemos que no será el último, chiflen si quieren leer otro como este. El próximo sería sobre los fotógrafos de moda mas influyentes de la historia. 

Esperamos que esta lectura les haya servido como excusa para seguir no-laburando en un lunes poco convencional. 

noshamejane

No shame in my game.

4 thoughts on “She´s got the look

  1. No me sorprende mucho también ya saber la mayor parte de la información y no saber el nombre del presidente del país en donde vivo, ni su género pensándolo bien. Todavía no me convence Gigi pero está capitalizando bastante bien esta vuelta hacia los ochenta/noventa y el all american girl a lo Christie Brinkley, campaña de Guess incluida. No sé si las pequeñas millenials mirarán a las Kendall/Cara/amiga de Taylor Swift de turno, de la misma forma que nosotras veíamos a Claudia. Capaz es añoranza o vejez pero no jodamos, ninguna es Helena fuckin Christensen en el video de Wicked Game. Holy fuckin shit. De todas formas Cara hace bien en tomarse el palo porque fijate donde está Agyness Deyn. Anyways, a la última que banqué fuerte es a Karen Elson, se afeitaba las cejas para que se las pintaran como quieran. Eso es compromiso, carajo. El resto no me interesa tanto pero le daría masa a la Huntington Whiteley, nada, dato de color.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s